Calleja de Aracena

Se trata de uno de los caminos más bonitos de la localidad, además de una de las vías más antiguas del pueblo. Saliendo desde el final de calle Resolana en la parte alta, se adentra un camino entre paredes centenarias en las que el verdor se hace protagonista. Rodeado principalmente de dehesas de alcornoques, este camino es bastante ameno y fácil de hacer por su escaso desnivel. Es también conocido de manera popular como "el pino" por encontrarnos junto a la linde derecha un enorme ejemplar de esta especie. Un paseo agradable después de comer, que se vuelve más bello en la caída de la tarde, por la luz que dejan entrar las ramas de los árboles.

LONGITUD: 2 km - Lineal

DIFICULTAD: Baja

LO MEJOR: Altas paredes que separan centenarias dehesas. 

INDICACIONES: 

Desde la Plaza de la Constitución dirígete a la calle Ordoñez Rincón hasta el final, donde continuas por la calle Colón con un giro a la izquierda. Camina hasta encontrar el final de la calle Resolana, unos metros después de la entrada al sendero hacia La Umbría. A partir de ese momento sólo queda disfrutar del camino hasta la llegada a la señal que indica el final del mismo. Este mismo camino llega hasta la carretera nacional y enlaza con un sendero que conduce hasta Jabuguillo tras pasar por la Ermita de Santa Marina. No obstante, esa señal nos limita el paso por encontrarse esta parte en muy mal estado. 

  

Rutas y Actividades

    Actualmente no hay información